Entrades populars

dissabte, 23 de juny de 2012

Sobre la seguridad de los partos en casa Vídeo

En este vídeo de youtube de las Jornadas de Migjorn de 2010 aparezco explicando el tema de los estudios sobre la seguridad del parto en casa:

¿Hemos de continuar hablando de los partos? Migjorn - Mireia Marcos

http://www.youtube.com/watch?v=OPoUmpDqNbM

http://www.youtube.com/watch?v=B3IHgIKBW48&feature=relmfu

divendres, 22 de juny de 2012

El Postparto y la Arcilla Verde




¡Para mí las dos cosas van juntas! Puestos a empezar con algún tema, elijo este por ser una de las cosas más maravillosas que hay y que nos hacen la vida más fácil. Hace unos años conocí la Arcilla Verde a través de Ángeles Hinojosa, y empecé a usarla y a recomendarla. Vi que es muy efectiva para la recuperación de la vagina tras el parto, ayudando a cicatrizar y aliviando las molestias, para las hemorroides, y también para cualquier irritación en la piel del bebé.

Recuperación periné: Así que antes de parir tenía ya un pote preparado con la arcilla, y ¡vaya si lo gasté! Los primeros días tenía un poco de molestias debido a algunas laceraciones de la piel en la vulva y me fue muy bien ponerlo a cualquier hora. Como mi marido estaba en casa los 15 primeros días, pude ducharme y lavarme a diario, cosa que no resulta tan fácil cuando estás sola con un bebé tan pequeño. Así que comprobé sus efectos curativos positivamente.

Tejido mamario en la axila: Pero poco tiempo tenía para pararme a pensar en lo que ocurría de cintura para abajo, con lo que me dolían los pechos y la falta de sueño. Con la subida de la leche se manifestó una “Cola de Spencer” que es tejido mamario en la axila sin salida, me di cuenta porque no podía bajar el brazo, y al principio creí que era de estar en tensión con la niña en brazos, pero hacia el quinto o sexto día me miré al espejo y tenía un hinchazón del tamaño de un huevo de gallina en la axila! Me puse arcilla y el dolor desapareció de inmediato. Así iba yo, con un pegote de arcilla y hojas de col.

Puntos blancos: Al cabo de unos días tenía puntos blancos, en mi caso seguramente por la forma de mamar y por una infección bacteriana, ya que se me bloqueaban los conductos. Ese tipo de puntos no se pueden petar, hay que esperar a que se desobstruya con la fuerza de la succión. A veces una tarda en que se le ocurra una solución, cuando estás cansada y sólo te preocupa alimentar a tu bebé y conseguir dormir diez minutos aquí y veinte allá... si no sabes las cosas antes de parir no las haces. Tardé unos días en pensar en ello, finalmente puse arcilla en el pezón, en toda la areola, y lo dejaba hasta que me pedía de nuevo y me tenía que lavar, a veces 10 minutos a veces una hora. Tras la arcilla, al succionar ella se me abrían fácilmente y empezaba a desobstruirse el conducto. Me ayudó mucho.

Mastitis: en mi caso cuando tuve la mastitis estaba sola y no pude aplicarme la arcilla como hubiera querido (simplemente no te quedan fuerzas para levantarte y lavarte antes de que mame), pero conozco madres que les ha aliviado la inflamación, sobretodo si es una zona localizada. Evidentemente la arcilla es un tratamiento complementario, ya que lo principal es dar el pecho y luego los masajes en la zona.

Ronchas en el cuello: a mi nena gordita se le enrojecía el “cuello” (realmente no tenía cuello) y le puse arcilla algunas veces con muy buenos resultados. También tuvo buen resultado la maizena, supongo que la arcilla blanca iría mejor al ser más discreta.

Eccema/enrojecimiento: hace unos días se le puso rojo el culito pero no en la zona habitual sino en las nalgas y monte de venus. Con la crema pasó un día y no le mejoraba. Le puse arcilla toda la noche y al día siguiente apenas quedaban unas marquitas rojas que se le fueron en cuestión de horas.

Abceso – Bartolinitis: Hacia los 4 - 5 meses del postparto me salió uno, si no sabes lo que es, mejor, no quieras saberlo. Se inflama una glándula que está en la vulva y duele mucho, y no es algo típico del postparto pero sí muy común. Ya lo tuve una vez hace años y no conocía la arcilla entonces: fui a la ginecóloga y me operaron de urgencia con anestesia general. Luego estuve fatal con puntos que molestan. Fue horrible.
Esta vez no estaba yo para tonterías médicas, me puse arcilla de día y de noche, lavándome cada 8 horas más o menos, y al cabo de 5 – 6 días se abrió y salió un montón de pus, y quedó completamente curado. Fue un gran alivio. La arcilla puede abrir cualquier tipo de abceso, quiste sacro, forúnculo, ¡ojalá lo hubiera sabido antes! Además la arcilla alivia el dolor al instante y gracias a eso pude hacer vida normal con mi niña esos días.

Arcilla para todo: La arcilla verde también elimina los hongos vaginales o en cualquier sitio, los picores (por ejemplo picada de insecto), granitos y espinillas de la cara, alivia con problemas de la boca, desinfecta... en fin si queréis saber más sobre la arcilla hay un libro muy práctico lleno de ejemplos de Ángeles Hinojosa: Manual de geoterapia “La arcilla terapéutica y sus aplicaciones caseras”.

Cómo se prepara: Aunque la venden preparada, es más barato comprarla en polvo y mezclarla con agua en casa. Si es poquita cantidad se hace en una taza con una cuchara, pero suelen quedar grumos. Yo la hago con la batidora como la mayonesa y queda perfecto y sin grumos. Se conserva en bote cerrado y no caduca, si se seca se vuelve a mojar y listos.

Cómo se aplica: directamente en la piel, se deja secar por ejemplo si es en el pecho, en pocos minutos se seca pero va bien dejarlo más de media hora y añadir un poco más incluso. Luego se lava con abundante agua hasta que se diluya bien y desaparezca, sin nunca frotar ni arrancar los trocitos secos. En la vulva y el ano no se seca, simplemente se lava la zona cada 6 – 8 horas y se renueva.
Si se tratara de quemaduras, heridas, zonas irritadas, etc, es mejor tapar con papel de plástico la arcilla para que se mantenga húmeda. Bueno esto es un resumen muy basto, en realidad hay mucha más información en el libro de Ángeles, que os recomiendo tener a mano como la arcilla.

Dónde se encuentra: en herbolarios, casas de dietética y farmacias. De verdad que no me pagan comisión por promocionarla, así que no diré marcas, pero creo que todas son buenas.

Yo no voy de viaje sin un tarrito de arcilla, ¡y menos ahora que tengo una pequeñina!

Bueno, voy a ponerle arcilla a mi princesa que le ha salido un granito en la cara... :)

Mireia Marcos

dijous, 21 de juny de 2012

El naixement de la meva filla


És un relat curtet i resumit, que vaig escriure poc després. Espero arreglar-lo més endavant.

El dissabte del famós Barça-Madrid vaig acabar de preparar-ho tot per al naixement, i a la nit dormint em van venir un parell de contraccions i vaig començar a perdre aigües i tap mucós. Va passar el diumenge i el dilluns sense gaires canvis, anava tenint contraccions de prepart cada 15 o 20 minuts i sortien aigües netes, la bebi estava molt saltarina i juganera a la panxa, com sempre. Al vespre del dilluns, era el meu cumple i sonava el telèfon però jo no volia parlar amb ningú perquè estava una mica agobiada. Sentia que ja estavem preparades, que a què esperàvem a posar-nos de part? Alberto em cuidava molt i em va fer massatges i reflexo. Aquella nit em van venir cada 10 minuts i més fortes, ja tenia que concentrar-me i respirar i gemegar, així que al matí estava molt contenta i amb ganes de parir. 

Dimarts al matí van venir la Inma, la meva germana i llevadora a veure com anava tot, i la Brooke, amiga i acupuntora, a fer-me un tractament per ajudar a posar-me en marxa. Jo seguia cada 10 minuts però molt tranquil.la. Vam pensar que seria a la nit i elles van marxar. 

Jo estava tota l'estona a la pilota, però cap a les 15h anava a dinar i de cop i volta no suportava més la pilota, van començar a venir cada 3 minuts, després cada 2, eren molt fortes i em feien cridar com una posesa, no podia moure'm i notava pressió i ganes d'apretar, però no m'ho podia creure! Li vaig demanar la piscina a l'Alberto i ell, que també estava molt sorprés, primer va dubtar però al final la va muntar. 

Quan ell no estava amb mi em costava més aguantar, vaig estar una estona hiperventilant però després no podia controlar res, vaig començar a fer pujos espontanis molt forts. Quan em vaig ficar a la piscina a mig omplir ja tocava el cap amb la punta del dit. Ara ja m'ho creia! No tenia gens de por, pensava que pariria amb el papa sols i que no passava res, quan va arribar la Inma, i més tard la Brooke.

Ja coronava, anava sortint poc a poc, jo l'anava tocant i notava el seu cabell, suavet, la forma del seu cap, i tot molt físic i molt intens. Estava de quatre potes a la piscina i va néixer el seu cap. Jo no deixava que em toqués ningú, van passar un parell de contraccions i va sortir el seu cos amb una mica d'ajuda de la Inma que em va anar molt bé. Llavors em van dir que l'agafés i em vaig girar, estava a sota de l'aigua il.luminada, com un peixet, i la vaig agafar i la vaig mirar, ella a mi, i res més existia en el món. 

Ella arrugava la carona i gemegava una mica, la vaig veure forta i serena, com a la panxeta, ens vam reconèixer. Tot això va ser només en un segon, llavors la vaig aixecar per mostrar-li al pare, ja que encara no sabíem el sexe, i ell va veure aquella figueta i no sabia dir què era, jeje, i jo al veure-ho vaig ser la mare més feliç del món, una nena, quin miracle, quina meravella, benvinguda Marina! Va néixer a les 18h, 3 hores de part!

Després vaig sortir de la piscina i em vaig estirar, em costava disfrutar per que estava dolorida i com en xoc de tan ràpid tot. La Brooke em va ajudar a relaxar-me i vaig seure a la cadireta de parts i em vaig treure la placenta jo mateixa mentres la Marina abraçava al seu pare. La placenta va ser suau i gens molesta.

I aquí comença la gran aventura!
Estic molt feliç i molt orgullosa, tot i que els primers dies han estat molt difícils amb l'inici de la lactància i he necessitat molta ajuda, que m'han donat el meu home, la Inma, l'Anahi i una mare que no conec, Sònia, però que també em va donar llet per superar una crisis. Ara tinc la nena al pit i tot ja rutlla molt bé, em sento molt cuidada i afortunada, i agraida per tots els bons desitjos que heu tingut cap a mi.