Entrades populars

diumenge, 29 de juliol de 2012

On juga la Marina? Catifes versus Puzles



Quan la Marina va començar a jugar sentada, cap allà als 4 o 5 mesos, al principi teniem una manteta de jocs, però al fer-se gran la manta acabava enrotllada per tot arreu i la nena al terra, que és de rajola i clar si es fa un cop és molt dur.

Per això vam pensar en una alfombra de puzle, d'aquelles per nens de colors, però vaig sentir que els nens a vegades se l'intentaven menjar i no em va fer gràcia. Una mare em va recomanar un puzle més gran i gruixut d'una botiga d'esports, i ho vam comprar. En el paquet hi deia que no era apte per bebés, però ens va anar molt bé, i ho vam fer servir durant unes setmanes. La Marina ja amb 6 mesos es movia molt i començava a intentar gatejar i això amortiguava els cops. Estavem encantats.

Però quan va començar a intentar mossegar les vores em vaig preocupar una mica. Vaig buscar per internet i vaig trobar diverses informacions de que aquest material és tòxic no només al menjar-lo sino al respirar els gasos que emana i al contacte amb la pell. Per exemple aquest article:

La botiga d'esports no enganya sobre el seu producte, que és per fer esport per adults, però és el mateix material que el de les alfombretes de puzle per nens, i aquest sí que pot ser perjudicial per la salut. Encara els venen ja que no els van retirar de les botigues, i la gent que ja els té no ha estat informada de la seva toxicitat. És una vergonya la falta de preocupació per la salut dels més petits, que encara s'estàn formant i estan envoltats de productes nocius sense que els pares ho sospitin.

Finalment a casa hem tret el puzle i hem posat una catifa acrílica molt gran que tenia guardada i que havia fet servir a Londres per tapar la moqueta. Ara Marina està molt a gust a la catifa i si cau almenys no és tan dur com el terra. I jo estic més tranquil.la sobre aquest punt, tot i que Marina ara ja surt de la catifa i explora tot el pis.


Ahir vam anar a casa d'uns amics que tenien el puzle típic per nens de colors amb lletres i números i la Marina va anar directa a ficar-se una lletra a la boca. Per sort es va distreure aviat amb altres coses i no va jugar més amb allò. Sort que a casa no ho tenim!

divendres, 13 de juliol de 2012

El apasionante mundo de los Pañales de Tela (2a parte)



Tipos de pañal
 A continuación describo los pañales que utilizo y mi opinión personal sobre ellos:


Pop-in: Por ahora son mis preferidos porque cumplen mis necesidades. Es el más absorbente y ¡no se escapa nada! Es el pañal que uso si tengo que salir y también por la noche, porque me da más confianza. Es un cobertor con velcro con una capa absorbente al que se le añaden dos capas de relleno de bambú que van con botones y se sacan fácilmente para lavarlos. Luego hay que montarlos, pero si los lavas sin desmontarlos del todo es muy sencillo. Se secan bastante rápido. Los colores son bonitos, y tienen un diseño más sofisticado. Tienen un doble elástico que rodea los muslos muy seguro. Son suaves y tienen un tacto agradable en la piel, y aún cuando está mojado la piel se mantiene bastante seca.
¡Estoy encantada con ellos! Son los que más uso, tengo unos 15 o 16 Pop-in en total, 5 de ellos de los originales, que son un poco más abultados y por ello los reservo para la noche.
Desventajas: Hubo unas semanas cuando Marina tenía entre 4 y 5 meses en que los Pop-in apenas le cabían, casi no me llegaba el velcro, y pensé que no se los podría volver a poner. Además le apretaba bastante la goma en el culito. Era una etapa de crecimiento, y al estirarse un poco le han vuelto a ir bien y no le apretan apenas. ¡Lo que no sé es si le cabrán hasta el final!
Una pega que tienen y que hasta ahora no me había ocurrido es que el velcro de delante es muy duro y al sentarse o moverse tanto a veces se le clava un poco el borde del velcro en la pierna o si se dobla en la barriga. Si lo hicieran suave como el de dentro esto no ocurriría.
Pop-in es una empresa del Reino Unido pero fabrican en China.

Littlelamb: Bamboo Tengo dos pañales de littlelamb de bambú de talla 2. No son unitalla pero son geniales: son super cómodos y suaves, y toda la pieza de fibra natural tipo rizo de toalla; son muy absorbentes y se secan bastante rápido. Se lavan muy bien. Tienen un velcro muy bien ideado, que nunca está en contacto con la piel, lo cual se aprecia. Tiene un forro de microfibra muy suave que da sensación de seco. Estos pañales van con un cobertor, ya que al empaparse queda todo mojado. El cobertor de littlelamb no le iba bien a Marina, ya que le hacía reacción en la piel en la zona de la goma. En su lugar yo estoy usando un cobertor de Blueberry de botones muy bonito y muy seguro. Me gustan mucho y después de Pop-in para mí serían los mejores y no descarto usar más en el futuro. También se pueden usar toda la noche.
Puede ser que cuando el bebé es pequeño se vea muy abultado, pero al crecer queda más estirado y no dificulta el movimiento para nada. La única pega es que hay que comprar por tallas, pero por otro lado estan bastante bien de precio.
Rellenables: Cat de Naturabebés me dejó un pañal de Littlelamb de botones con un relleno de material orgánico (bambú y algodón) pero no me lo quedé porque también le daba reacción en la piel a Marina.
En cambio, hay un último modelo de littlelamb rellenable de microfibra que no le hace reacción en la piel. Se seca rápido y es muy fácil y cómodo. La única pega es que siendo unitalla, a Marina le queda pequeño y se le ve la hucha con él, con lo cual riesgo de escapes aunque sea bastante absorbente.
Littlelamb es una empresa del Reino Unido pero fabrican en Turquía.

Hippy Bottomus: Hace poco han llegado a Naturabebés y tengo dos pañales muy bonitos, son de microfibra rellenables unitalla de botones. Son muy buenos, me gustan mucho y además ¡son baratos! Son muy cómodos y muy absorbentes, la capa interna es muy suave y da sensación de seco y son grandes, aún me queda un botón. Los botones están muy bien ideados y sujetan muy bien. Se lavan bien y se secan rápido.
Marina ahora se mueve mucho y una vez se le escapó el pipí por delante al estar jugando boca abajo, pero normalmente no me pasa, supongo que tocaba cambiarlo. La verdad es que para mí son los mejores de fibra sintética hasta ahora, habiendo estos los pañales rellenables parecidos de otras marcas se quedan muy atrás.

Cat me dejó probar un pañal de Hippy Bottomus rellenable de algodón y cáñamo muy bonito pero que queda mojado en la piel, tarda en secarse y no absorbe casi, así que no tuvo éxito.

Es una empresa Australiana pero fabrican en China.

Bumgenius all in one de algodón orgánico de botones: Sólo tengo uno porque es muy mono pero no es muy absorbente, si la niña está tumbada de lado se sale el pipí, y tarda dos días en secarse como mínimo.
Ventajas: es muy cómodo y suficientemente grande.

Bumgenius rellenable con velcro: tengo dos, uno regalado y otro que me pasaron. El cobertor està forrado con material “siempreseco” y es suave, el relleno de microfibra tiene unos botones para hacerlo más pequeño pero una vez que lo usas estirado del todo, temo que ella note los botones. El pañal es grande y cómodo, el velcro de dentro muy suave. Pero pese a que mi niña está gordita, la goma de abajo no se ajusta y se escapa el pipí tanto si está dormida como en movimiento, no por estar empapado sino recién puestos también. No sé si todos son así, o quizás al lavarlos la goma se estropea o se da, pero los míos presentan este problema. Estos pañales se lavan fácil y secan rápido, pero los uso sólo de reserva cuando se me acaban los demás porque para mí representa un charquito asegurado.
Bumgenius es una empresa de USA pero fabrican en Egipto.

Flip: Es un cobertor sencillo de pul con velcro al que se le inserta un relleno absorbente de microfibra “siempre seco” (hay otros materiales). Queda bien ajustado y tiene buen tamaño, pero tiene una pega, que tiene un velcro super duro y rasposo por dentro que está en contacto con la piel y deja marca. ¿En qué estaban pensando? Sólo tengo uno por ese motivo, si no, sería una buena opción porque le puedes poner el relleno que quieras y ahorrar bastante a la larga, ya que cuando sólo es pipí se aprobecha el cobertor.
Es la misma compañía que fabrica Bumgenius.

Cobertor Blueberry: Sólo tengo uno, pero me va muy bien como ya he explicado antes.También se puede usar con otros rellenos, como el booster de Pop-in, rellenos de microfibra de los otros pañales, muselina, etc. Vale la pena tenerlo. Es de USA.

Totsbots: ayer mismo Cat me dejó un pañal Totsbots recién llegados de Inglaterra. Así que sólo lo he probado una vez, es de microfibra con el relleno cosido pero se puede sacar para que se seque antes. Están forrados de un material muy suave por dentro, muy agradable al tacto, y el relleno también es muy suave. Es muy absorbente y no creo que tenga muchos escapes. Y es muy cómodo, queda bien sujeto, aunque con Marina uso el último botón, y le queda bien ajustado, así que no sé si más adelante eso será un problema. Totsbots me ha gustado bastante, ya os contaré más; es posible que Marina sea la primera Catalana en llevar un Totsbots!

Es una empresa de Reino Unido que fabrica ¡en su propio país!


Conclusión: en la variedad está el gusto...

El apasionante mundo de los Pañales de Tela (1a parte)


¿Por qué utilizo pañales de tela?
Por que me gustan y me apetece
Para ahorrar dinero
Porque creo que es mejor para la piel de mi nena
Porque contamina muchísimo menos
Por... qué no?

Antes de nacer mi hija ya tenía tres o cuatro pañales de tela diferentes que me regalaron mis amigas, mi idea era probar y decidir más adelante cuál preferiría. Tenía un Flip, dos Bumgenius rellenables, otro de “all in one” de algodón, y luego compré un par de Pop-in original. Todos de talla única (con botoncitos para adaptar la medida).
Como tenía varias amigas que se habían gastado una fortuna en pañales de tela para luego no usarlos, pensé que mejor ir probando. ¡Ahora esto de ir probando ya es una costumbre!

Al nacer Marina ya tenía bastante con ella y la lactancia como para iniciarme en el mundo del pañal de tela, así que al principio le puse deshechables ecológicos, y al cabo de dos semanas ya me pasé a los del supermercado (por el precio). Me sabía mal ponérselos porque olían a plástico y a materiales de laboratorio y le dejaban el olor en la piel, pero no estaba yo para comerme el coco entonces.

Cuando tenía dos meses empecé a probar con los pañales de tela de forma ocasional, ya habíamos superado muchas cosas y me sentía más dispuesta. Al principio cuando me caía una caca en el pañal de tela se me acababa el mundo, incluso con el forro deshechable la caca líquida manchaba todo; no sabía si dejarlo en remojo, si frotar, si poner jabón quitamanchas, ¡buf! Si esto iba a representar más trabajo no estaba dispuesta. Intentaba ponerlos sólo cuando creía que no haría caca. Recordaba una amiga mía que se pasaba mucho rato lavando los pañales a mano (de los antiguos).

Entonces comprobé que no hacía falta lavar a mano, que en la lavadora se limpian muy bien y que al tenderlos al sol se les van las manchas que puedan quedar. A los tres meses me fui animando, compré unos cuantos pop-in originales más y los usaba tanto o más que los deshechables y finalmente hacia los 3 meses y medio de Marina compré un pack de Pop-in nuevos y me pasé a usar pañales de tela exclusivamente. Al principio cuando tenía que salir de casa llevaba deshechables, pero enseguida me di cuenta que no era ningún problema ponerle los de tela en cualquier sitio, ni transportarlos tanto sucios como limpios, con las bolsas impermeables. ¡Incluso para pasar el fin de semana fuera!

Ahora Marina tiene siete meses y hace tiempo que no le pongo un pañal deshechable, además al ser verano, es como una prenda de ropa más. Según dónde vamos le pongo el más “mono”, o un color que le quede bien con el vestidito, y en casa va sólo con el pañal y da la sensación que va vestida, al menos no va de blanco.

Cuando vi que tendría que poner tantas lavadoras compré las Ecobolas y ahora lavo sin detergente. Le echo unas gotitas de tea tree oil. Al principio lavaba cada día, pero en cuanto tuve suficientes pañales, una veintenta más o menos, establecí mi rutina: los voy echando al cubo y cada dos o tres días pongo una lavadora sólo de pañales, a 60º, y me quedan estupendos. Así no me agobio y no pongo tantas lavadoras. También utilizo toallitas de tela en casa, que lavo con los pañales, y me ahorro las deshechables. Les pongo forro deshechable para la caca (cuando me acuerdo).

Ahorro:
Calculé que teniendo en cuenta que debo haber hecho una inversión de 300 euros en total en pañales de tela (que espero que me duren incluso para el siguiente bebé), aun si comprara los pañales del supermercado de marca blanca, al cabo de 2 años y medio me ahorro aproximadamente 1000 euros. Si usara marca dodot ahorro unos 1500 o 2000 euros. Al no usar detergente, a la larga también ahorro, y quizá gaste más en agua y luz, pero no de manera alarmante, de todas formas con un bebé se ponen lavadoras continuamente y no viene de aquí. Y encima no contaminamos con pañales químicos ni detergentes.


Lo que yo espero de un pañal por prioridad:
1- Que sea cómodo para Marina y respete su piel.
2- Que sea unitalla (no tener que comprar más a medida que crece)
3- Que sea fiable (no escapes)
4- Que sea muy absorbente
5- Que sea fácil de lavar (nada de frotar a mano)
6- Que se seque rápido
7- Que sea de fibras naturales
8- Que sea económico
9- Que quede mono

Set mesos de Marina


La meva gordi avui fa 7 mesos! Visca!! Està més riallera que mai, la nostra meravella. Pesa 9.300gr, medeix 73 cm de llarg, i s'alimenta de pit exclusivament. Orgull de la mare!

dilluns, 2 de juliol de 2012

L'Auca de la Placenta



L'auca de la Placenta

Quan la meva filla va sortir de la panxeta
poc després i sense esforç va néixer la placenta
la Marina es va formar dins d'aquella caseta
de meravellosos teixits i cortines de seda

Mentres Marina mamava la mare va probar-la
i la va voler guardar congelada per poder
a la nostra Mare Terra un bon dia retornar-la
i fer que donés aliment a un cirerer

Sis mesos després l'avi ho va preparar tot
va cavar un sot ben profund per la placenta
va comprar un cirerer jove, sa i fort
i entre tots el vam plantar un matí de diumenge

Aquest arbre creixerà com la meva petiteta,
quan anem a veure els avis jugarà i el regarà
la placenta el nodrirà i com a ella fort el farà
i l'any que ve potser ja tindrem cireretes!